Productos

volando_solo_tapa_blanda
Volando solo. Tapa blanda.
13 agosto, 2015
danny_el_campeon_del_mundo_tapa_blanda
Danny, el campeón del mundo. Tapa blanda.
13 agosto, 2015
Ver todo
charlie_y_el_gran_ascensor_de_cristal_tapa_blanda

Charlie y el gran ascensor de cristal. Tapa blanda.


Autor : Roald Dahl

Editorial Literatura : Alfaguara

Ilustraciones de : Quentin Blake


El señor Wonka ha cedido a Charlie su gigantesca y fabulosa fábrica de chocolate. Acompañado por su familia, Charlie se monta en un gran ascensor de cristal que sube y sube hasta entrar en órbita. Al llegar al espacio, se encuentran con personajes monstruosos y viven maravillosas aventuras.

Ver ficha del libro en tapa dura

Categoría: .
Descripción

Charlie y el gran ascensor de cristal es una continuación de Charlie y la fábrica de chocolate, ya que se inicia cuando el protagonista y su familia vuelan por encima de su ciudad natal en el gran ascensor de cristal junto al señor Willy Wonka, escena que, como indica el narrador omnisciente, corresponde al desenlace de la aventura anterior.
En el relato se observan dos momentos bien diferenciados: los primeros once capítulos están dedicados a una desopilante aventura espacial, donde el autor explora el mundo de la ciencia ficción: el viaje al espacio, el arribo a un hotel espacial, la aparición de seres extraterrestres (los Knidos Vermiciosos) y el enfrentamiento con ellos. En este segmento también se vislumbra una clara alusión a los años de la Guerra Fría y la carrera que iniciaron las potencias del mundo por la conquista del espacio.
La segunda mitad de la novela narra las fantásticas peripecias de los personajes tras su regreso a la fábrica de chocolate; es allí donde los abuelos de Charly ingieren una dosis excesiva de las píldoras de Vita-Wonka en su afán por rejuvenecerse.
Tanto en uno como en otro tramo de la novela, la narración se dispara a partir de una complicación (la presencia de los Knidos/ la resistencia de los abuelos a abandonar su cama) y los hechos se van encadenando hasta que, gracias al genio del señor Wonka y la inteligencia de Charlie, se logra un nuevo equilibrio. En todas las situaciones, el denominador común es el humor: hechos disparatados, inventos increíbles, diálogos que abundan en juegos de palabras y chistes, y una visión hiperbolizada del mundo adulto.
Una vez más, Roald Dahl retoma en esta aventura algunos de sus temas favoritos: la burla hacia los poderosos, quienes son ridiculizados al punto de transformarse en caricaturas, tal como sucede con la parodia del presidente de los Estados Unidos; la existencia de seres fantásticos, como los Oompa-Loompas que ya habíamos conocido en Charlie y la fábrica de chocolate, y los temibles Knidos Vermiciosos, esos animalejos tan listos que pueden adquirir la forma que se les ocurra; los medicamentos –pastillas, pócimas– cuyos efectos mágicos responden a las más añoradas aspiraciones del hombre; en este caso: la eterna juventud.

Con un ritmo vertiginoso, multiplicidad de textos e ingenio, Charlie y el gran ascensor de cristal es otra prueba del talento de Roald Dahl, quien garantiza a sus lectores entretenimiento y buena literatura al mismo tiempo.

Valoraciones (0)

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Charlie y el gran ascensor de cristal. Tapa blanda.”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *